El Supremo no ve probado el primer caso de bebs robados y deja sin aclarar cundo prescriben estos delitos

Descarta la detencin ilegal, pero s ratifica que hubo suposicin de parto y falsedad documental. La Audiencia haba declarado que el ya fallecido doctor Eduardo Vela haba cometido los tres, aunque le absolvi por prescripcin.

El doctor Eduardo Vela, durante el juicio en la Audiencia de Madrid.

El doctor Eduardo Vela, durante el juicio en la Audiencia de Madrid.
EL MUNDO

El Tribunal Supremo se ha pronunciado por primera vez sobre un caso de bebs robados. Lo ha hecho sobre la sentencia de la Audiencia de Madrid que absolvi al doctor Eduardo Vela. Consisder probado que haba cometido los delitos de detencin ilegal, suposicin de parto y falsedad documental, pero estim que los tres estaban prescritos.

La Sala de lo Penal ha declarado que el delito principal de detencin ilegal -el robo del beb- no qued suficientemente probado. Si hubiera sido condenado por la Audiencia, el doctor habra resultado absuelto por el Supremo. El Alto Tribunal s ratifica que los otros dos delitos menores se cometieron, al margen de que estuvieran prescritos.

La clave de la sentencia del Supremo, ms all del caso concreto, era su pronunciamiento sobre la prescripcin de este tipo de delitos, que se cierne sobre todos los casos similares. Pero no hay pronunciamiento. Puesto que el doctor Vela falleci y el delito de detencin ilegal no se considera probado, los magistrados consideran que no tiene sentido pronunciarse sobre el asunto.

Especulaciones

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Antonio del Moral, afirma: « No podemos examinar esa temtica con fines puramente especulativos (ajenos a la funcin jurisdiccional) o para ofrecer soluciones a otros hipotticos asuntos, soluciones que, adems, no constituiran doctrina jurisprudencial (…) y que se adoptaran sin or los argumentos de las partes implicadas en esas otras eventuales causas a que se alude ». « Es un sinsentido en una resolucin jurisdiccional elucubrar sobre la prescripcin de un delito inexistente o inacreditado que se atribuye a un fallecido », aade la Sala.

La negativo a pronunciarse llega pese a la peticin expresa de la afectada, Ins Madrigal, de que lo hiciera: « En el caso que nos ocupa ha de haber una sentencia con mayor razn, por la decisiva influencia que la misma puede tener al respecto del tema de la prescripcin del delito de detenciones ilegales sobre un fenmeno que ha conmocionado a la sociedad espaola por su gravedad, su extensin y su aparente impunidad ».

Muchas « incidencias »

As pues, sigue sin haber un criterio claro de cmo calcular estas prescripciones. La representacin de Madrigal sostena que el cmputo del plazo se iniciaba en el momento en que el beb robado descubre su condicin y no desde su mayora de edad. Aada que el delito de falsedad documental persista, porque la persona apareca en el registro con datos que no eran ciertos.

La sentencia se inicia resaltando la cantidad de « incidencias » sufridas en el caso tras la sentencia de la Audiencia Provincial. La primera, que el doctor Vela falleci, lo que cerraba la posibilidad de condenarle en el Supremo. S permite la ley estimar los recursos en su favor, como ha sucedido. Adems, la Fiscala, que haba defendido en el juicio la tesis del robo de la beb, acab reuniendo datos para afirmar que la madre de Ins Madrigal la entreg de forma voluntaria, aunque no se siguieran para ello los trmites legales.

Sobre el delito de detencin ilegal, la Sala indica que la conclusin de la Audiencia de Madrid de que no haba indicio alguno de que la entrega fuera consentida por la madre biolgica es un razonamiento « plausible ». « Pero es demasiado abierto en el sentido de que se presentaba, al menos, con igual grado de probabilidad una hiptesis alternativa no incriminatoria: que se hubiese contado con el consentimiento libre de los progenitores. Era ese un hecho en aquella poca no inslito o extrao, sino relativamente habitual ». En ese caso, la ilegalidad « se habra concretado en exclusiva en la elusin de lo procedimientos regulares de adopcin mediante la conducta falsaria de hacer aparecer como madre biolgica a quien no lo era ».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

★★★★★