El Congreso rechaza la devolucin de la ‘ley Cela’ y defiende la educacin afectivo-sexual en la escuela

Actualizado

Todos los partidos menos UPN estn contra de las enmiendas a la totalidad de PP, Vox y Cs, que pedan la devolucin de una ley « ideolgica », « anticuada » y « contraria a la libertad de las familias »

La ministra Cela

La ministra Cela delante de Ivn Espinosa de los Monteros (Vox).
Ballesteros EFE

  • Directo.

    ltimas noticias del coronavirus

  • Directo.

    El debate de la ‘ley Cela’ reabre el frente de la concertada en plena desescalada educativa

La mayora del Pleno del Congreso ha rechazado este jueves apoyar las enmiendas a la totalidad a la ley Cela presentadas por el PP, Vox y Ciudadanos en las que pedan la devolucin de la reforma educativa por « ideolgica », « anticuada » y « contraria a la libertad de las familias ». Todos los partidos menos UPN se han opuesto estas tres enmiendas -que se votarn esta tarde- ante la necesidad de derogar « cuanto antes » la Lomce, si bien han dejado claro que tampoco apoyan incondicionalmente la Lomloe y que se lo pondrn difcil al PSOE durante la tramitacin parlamentaria.

El Proyecto de Ley Orgnica de Modificacin de la Ley Orgnica de Educacin (Lomloe) se ha debatido por primera vez en el Congreso dejando en evidencia las principales dicotomas de la escuela: la excelencia frente a la comprensividad, lo pblico frente a lo concertado, el castellano frente a las lenguas oficiales, el papel de los padres como responsables ltimos de la educacin de los hijos y el « los hijos no pertenecen a los padres » de Cela.

Los diputados apenas han hablado de los problemas reales que se han producido en las aulas estos meses durante el coronavirus, a los que la Lomloe no da respuesta porque se registr en el Congreso en vsperas de la pandemia. Tampoco se han centrado en debatir cmo reducir las elevadas cifras de abandono escolar o cmo mejorar la posicin de Espaa en los indicadores internacionales. A cambio, se ha visto que la posibilidad de alcanzar consenso en algunas cuestiones bsicas -como peda Ciudadanos- est ms lejos que nunca. El tono del debate ha dejado claro que los dos modelos de escuela son antagnicos y estn condenados a no entenderse. Y que cada uno tira de su extremo de la cuerda.

La discusin, de hecho, ha estado bastante monopolizada por la educacin afectivo-sexual, un asunto muy simblico que rentabiliza Vox y alienta la izquierda y que abre la puerta a una reflexin sobre si la escuela debe limitarse a la instruccin formal o abrirse tambin a otro tipo de enseanzas, y el papel que juegan los padres a la hora de decidir si quieren o no que sus hijos reciban esos contenidos. La Lomloe tampoco regula todava mucho sobre esta materia, que es objeto de un desarrollo reglamentario curricular posterior, pero plantea una asignatura de Valores Cvicos y ticos para todos los alumnos (no slo para los que no estudian Religin) que podra convertirse en una nueva Educacin para la Ciudadana, segn PP y Vox.

Cela ha hecho toda una declaracin de intenciones, eso s, cuando ha dicho que su norma se sustenta en cinco puntos: el primero es « el inters superior del menor » y el tercero es « un enfoque en igualdad de gnero a travs coeducacin » y el fomento « en todas las etapas de aprendizaje de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, la lucha contra la violencia de gnero y el respeto a la diversidad afectivo-sexual ».

La polmica que se vivi en Murcia el pasado septiembre con el pin parental y las charlas de gnero ha saltado por primera vez a la arena del Congreso. Este punto es el ms importante para Vox. Su diputada Georgina Tras ha acusado a la ministra de « imponer desde temprana edad una educacin con perspectiva de gnero de forma curricular, como corresponde a un sistema totalitario ». Ha puesto como ejemplo las « guas obscenas » con « juegos erticos infantiles » del programa autonmico navarro Skolae y ha advertido: « No vamos a consentir una educacin sexual de esta catadura y, ms an, sin consentimiento expreso de los padres. No vamos a consentir el adoctrinamiento sectario de la ideologa de gnero. Dejen a los nios ser nios ».

Bildu, ERC, el PNV y Unidas Podemos se han apresurado a defender el programa Skolae y han apostado por una escuela que « respete todas las identidades de gnero ». Tambin Mari Luz Martnez Siejo, portavoz de Educacin del PSOE, ha preguntado: « Qu problema hay con la educacin afectivo-sexual o con la educacin ambiental? Asuman que la educacin tiene que ser moderna ». Joan Mena, de Unidas Podemos, ha sealado que una de sus lneas rojas es « la educacin en derechos LGTB o libertades afectivo-sexuales », pinchando a los socialistas por su argumentario en contra las teoras queer que ha levantado ampollas en los colectivos transexuales.

PP y Ciudadanos coinciden con Vox en que la ley tiene « sesgos ideolgicos », pero, a diferencia del partido de Abascal, no llevan la educacin afectivo-sexual como pilar de sus enmiendas, y se centran ms en la defensa de la libertad de los padres a elegir el colegio de sus hijos; es decir, apuestan por el modelo concertado, en donde estudia el 25% de los alumnos. Sandra Moneo, responsable educativa del Grupo Popular, ha acusado al Gobierno de « hacer saltar por los aires el pacto constitucional en materia educativa » despus de que Cela, en su defensa de la ley, se comprometiera slo a « la financiacin pblica de la educacin ».

En un discurso muy tcnico y La ministra ha roto una lanza a favor

Mientras, Marta Martn, portavoz de Educacin de Ciudadanos, ha instalado a la ministra a huir de « posiciones sectarias que excluyen a las escuelas infantiles privadas » y ha acusado a Cela de « dividir a pblica y concertada en lugar de conectarlas para que puedan colaborar ».

El debate de hasta dnde llega la libertad de los padres alcanza, por extensin, a la financiacin pblica de la educacin que separa por sexos -un modelo avalado por el Tribunal Constitucional contra el que han arremetido los partidos de izquierdas- y a la educacin especial, pues PP, Vox y Ciudadanos denuncian que la ley ha disparado los temores de los padres de 37.000 alumnos.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

★★★★★