Villarejo declara que el ‘pendrive’ contra los Pujol lo entreg un detective despechado con su empresa

El comisario declara por videoconferencia desde prisin y ratifica la tesis del acusado Eugenio Pino de que la informacin la obtuvo el responsable de Asuntos Internos, que lo niega

Eugenio Pino, el martes a su llegada a la Audiencia Provincial para...

Eugenio Pino, el martes a su llegada a la Audiencia Provincial para ser juzgado.
JAVIER BARBANCHO

El comisario encarcelado Jos Manuel Villarejo ha declarado este mircoles en el juicio contra el que fue su superior, el ex director adjunto operativo (DAO) de la Polica Nacional, Eugenio Pino, acusado de introducir en la investigacin contra Jordi Pujol Ferrusola informacin obtenida ilegalmente.

Villarejo ha comparecido como testigo por videoconferencia desde prisin. Segn su versin ante la Seccin 23 de la Audiencia de Madrid, el origen del pendrive con datos informticos personales y profesionales del primognito del ex president de la Generalitat de Catalua tena su origen en un detective despechado de Mtodo 3.

Villarejo ha explicado que le lleg una oferta para obtener ese pendrive a cambio de dinero. Sucedi en torno a 2012, cuando entre las funciones del comisario jubilado estaba realizar « labores de inteligencia en Catalua, sobre todo en el entorno de los Pujol ».

Le informaron de que un ex polica reputado experto en informtica estaba resentido con Mtodo 3 porque no le haban pagado lo acordado. « Por cautela haba hecho copia de todo. Me dijeron que igual se poda conseguir el pendrive« .

« Inform de ello a los responsables, al director (general de la Polcia, Ignacio ) Cosid y a Pino, que era el DAO (director adjunto operativo) », ha aadido.

Sealan al comisario Martn Blas

Lo que sucedi fue que un da le llamaron al despacho de Pino y all estaba ste con el entonces responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martn Blas. Este comisario haba obtenido la informacin y adems gratis, y quera restregrselo, segn Villarejo.

« A cambio no detuvo al inspector de Polica en excedencia que trabajaba en Mtodo 3 », ha sostenido Villarejo, segn el cual comisario habra entregado una copia de los datos al CNI y otra a la polica judicial.

El relato coincide bastante con el del acusado Pino, que tambin sita a Martn Blas como la persona que llev el pendrive a Interior. El comisario Villarejo lo ha negado rotundamente. Ha dicho que era cierto que haban tomado declaracin a dos detectives que haban sido despedidos, pero que entre ellos no estaba el ex polica informtico al que se refera Villarejo y que nadie le dio ningn archivo digital proveniente de la agencia.

Como hizo este martes el propio Pino en su declaracin, Villarejo ha dicho que era habitual que la polica manejara situaciones as, obteniendo datos de confidentes. « Son trabajos que no se vuelcan a una causa judicial. Creo que el error es que eso se tena que haber analizado y despus haber judicializado lo que tuviera entidad. Esa es la evolucin que habra tenido que llevar. No se sigui esa evolucin. El equipo del seor Pino no era especialmente brillante ».

Contra el testigo

La versin de que el jefe de Asuntos Internos estaba en el origen del pendrive la ha reforzado el entonces mximo responsable de la Polica Judicial, el comisario general Santiago Snchez Aparicio. ste ha declarado que cuando a instancias de la Audiencia Nacional se puso a indagar sobre el misterioso pendrive y su origen, Martn Blas le dijo que era el que usaba habitualmente uno de sus colaboradores.

En su declaracin, Martn Blas ha insistido en que la investigacin a Mtodo 3, en la que l particip, no se llevaron ninguna informacin digital similar a la que ha provocado el juicio. Tambin ha dado su versin del encuentro con Aparicio y el entonces jefe provisional de la Udef.

Ha recreado as el dilogo: « Me preguntan sobre un pendrive con datos financieros relativos a la familia Pujol. Yo digo de qu me estis hablando. Que Pino dice que se lo diste t. Estis en error. Ni he tenido el pendrive ni se lo he dado a Pino. S, que te lo dieron los detectives. Los detectives no me han dado ningn pendrive, si no lo hubiera incorporado al informe. Les advert de que no tena nada que ver con pendrive. Tened cuidado con lo que hacis, les advert ».

Tras unas primeras gestiones del juez de la Audiencia Nacional Jos de La Mata y una causa instruida en los juzgados de Madrid, Martin Blas es testigo y en el banquillo est Pino, adems de un inspector jefe que estuvo a sus rdenes y que supuestamente fue el encargado de llevar el pendrive a la Udef.

Ambos perteneceran a lo que desde el PSOE y, sobre todo, Podemos -que ejerce la acusacin popular en el caso- se denomina la polica patritica. Con el contenido de la memoria informtica, la unidad especializada en delitos financieros elabor un informe contra Pujol Ferrusola que finalmente el juez De La Mata apart para que no contaminara el resto de la causa.

Sin autorizacin

El ex polica experto en informtica que trabaj para Mtodo 3 no est en la lista de testigos, aunque s dos detectives de la agencia con los que Marn Blas dijo que haba estado en tratos, si bien en tratos distintos al pendrive.

Quien tambin ha testificado ha sido el director de Mtodo 3, Francisco Marco, que ha negado que su empresa pudiera ser el origen del pendrive porque nunca haban investigado a los Pujol ni haban trabajado para la familia. En sentido contrario, Villarejo haba afirmado que le interesaba la investigacin en Barcelona contra su empresa porque « haban hecho trabajos para los Pujol ».

El propio Pujol Ferrusola, que ejerce la acusacin particular, ha comparecido ante el tribunal. Principalmente, para ratificar que no haba autorizado a nadie a copiar o compartir lo que su abogado describe como la « vida informtica completa » de varios aos. Inclua informacin empresarial, pero tambin asuntos mdicos y los deberes escolares de sus hijos.

La investigacin no ha podido determinar quin obtuvo esos datos en un principio y los volc al pendrive. Los acusados son quienes supuestamente lo enviaron a la Audiencia Nacional dndole una falsa ptina de legalidad diciendo que eran datos obtenidos por el juez que instrua la causa contra Mtodo 3.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

★★★★★